¿Por qué ahora más que nunca hemos de ser responsables?

Llegan noticias a través de los medios de comunicación cada vez más preocupantes sobre el aumento de casos de contagios por Covid-19. La aceleración del proceso de vacunación y la libertad para dejar de llevar mascarilla han generado una sensación de falsa confianza entre la población que ha llevado a una relajación de las medidas básicas de seguridad.

Durante meses hemos pasado un suplicio estando confinados, sin apenas poder salir ni relacionarnos con los que más queremos, sin poder llevar una vida normal de ver a los amigos, salir al teatro, etc. Con la relajación de las medidas pudimos disfrutar de una cierta normalidad en ese sentido. Hemos podido reencontrarnos con los nuestros e incluso hemos podido volver a salir con ciertas restricciones. Hemos podido volver a disfrutar del teatro, de la danza… es decir, de nuestras artes escénicas.

Ya he comentado en otros artículos cómo ha afectado esta pandemia a los festivales de teatro y al sector de las artes escénicas. Lo mal que lo han pasado los profesionales de este sector por no poder hacer su trabajo. También lo que nos ha afectado psicológicamente este confinamiento. Y cómo hemos casi vuelto a renacer pudiendo disfrutar de lo que más hemos echado de menos. Y de cómo el sector, poco a poco, se va recuperando.

Imagen de Pete Linforth en Pixabay 

Por eso, ahora más que nunca hemos de seguir siendo responsables y manteniendo las medidas más básicas de contención del virus: mascarilla en sitios cerrados así como distancias de seguridad e higiene de las manos siempre. Quitarnos las mascarillas en el exterior ha sido solo una relajación de las medidas, no la vuelta a la absoluta normalidad. Hemos de ser conscientes de ello para poder seguir disfrutando cada vez más de las cosas que nos gustan.

A causa de grupos de inconscientes que todavía no han entendido este punto, mucha gente sigue llevando mascarilla por la calle. Incluso gente ya vacunada. Es la peor señal de que los ciudadanos no confiamos los unos en los otros. Que hay un claro recelo hacia aquellos que se comportan de una manera egoísta, al no pensar en los demás y al incumplir las normas básicas de contención del virus.

Por eso es necesario que seamos responsables para que cepas más virulentas del coronavirus no nos obliguen a dar un paso atrás y el Estado se vea en la obligación de impulsar medidas más restrictivas que lleven a no volver a gozar de lo que hasta ahora estábamos volviendo a disfrutar. No solo son los jóvenes (y de aquellos que se lo permitieron) que todos hemos visto en la televisión. Personas de cualquier edad se lanzan sin sentido a incumplir con las normas básicas de convivencia en estas circunstancias que estamos viviendo.

No permitamos que esto vuelva a suceder. Demostremos que podemos comportarnos y que podemos hacer de las calles y cualquier recinto cerrado un lugar seguro. Que podemos seguir yendo al teatro y disfrutar de una #CulturaSegura y poder seguir diciendo lo de #QuetedenCOVID19.

Y ahora, si volvéis a leer el texto y cambiáis lo de ir al teatro por cualquier otra actividad que os guste (ir al cine, al fútbol, a la discoteca, etc.), os daréis cuenta de que todos estamos en el mismo lado y es responsabilidad de todos luchar contra el virus y sus consecuencias.

Si te ha gustado el artículo no dudes en compartirlo.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s