6 maneras de ser un buen espectador en el teatro

Cuando vamos al teatro son muchas las cosas en las que nos fijamos como espectadores: la posición de las butacas elegidas, las características del teatro, la cercanía, el precio, la calidad de la obra, de los actores… Pero pocas veces nos autoevaluamos como espectadores. Y sí, nuestra función como espectadores es más importante de lo que parece para que la obra sea todo un éxito.

Cuando vamos al teatro o a un espectáculo de artes escénicas hemos de ser muy conscientes de que nuestra actitud y nuestro comportamiento son determinantes para no arruinar una experiencia única. Si asistimos y pagamos por un espectáculo lo lógico es cumplir con una serie de obligaciones para que nuestra estancia, la de los demás y el trabajo de los actores sean perfectos.

Os propongo una serie de maneras de ser un buen espectador cuando asistimos a un montaje teatral y disfrutar de él al máximo.

Puntualidad

Para ser un buen espectador, lo más importante es acudir a la representación como mínimo con 10 minutos de antelación sobre la hora prevista de su comienzo. Además de poder situarte en tu butaca con el tiempo suficiente como para no molestar a otros asistentes, podrás ver la obra, ya que en muchos teatros las puertas se cierran una vez comenzada la representación y no es posible acceder cuando el montaje ha comenzado. Así que sé previsor.

Teléfonos móviles y alarmas

No hay nada más molesto en una representación teatral que escuchar el sonido de un teléfono móvil o una alarma sonando sin parar. Muchas veces incluso creemos que no es el nuestro y por eso el móvil suena y suena, estorbando no solo al resto de espectadores sino también a los actores que se encuentran en escena. Los actores necesitan estar muy concentrados para poder hacer bien su trabajo y, por eso, si se escucha un sonido molesto como el de los teléfonos o una alarma puede suponer con seguridad la interrupción del espectáculo hasta que el sonido se detenga. Pero no solo el sonido puede ser molesto para el actor. Una pantalla encendida en un patio de butacas en completa oscuridad puede desconcentrar también a los actores en el escenario y, por supuesto, deslumbrar o molestar al resto de espectadores. Por eso, asegúrate de dejar el móvil apagado o completamente en silencio y, por supuesto, no se te ocurra sacarlo en mitad de la representación por ningún motivo.

Foto de Personas creado por 8photo – http://www.freepik.es

Cuchicheos, charlas o rumores molestos

Para ser un buen espectador es muy importante que tú también estés dispuesto a prestar atención al montaje que vas a ver. A veces puedes realizar pequeños comentarios rápidos con tus acompañantes en momentos en los que los actores no estén hablando. También puedes aprovechar las pausas de la representación para comentar los aspectos que te hayan llamado la atención. Pero lo que no puedes hacer es charlar o cuchichear con tus acompañantes durante un largo periodo. Esto puede suponer varios problemas. El primero y principal que puedas molestar a otros espectadores. Y en segundo lugar que si se te llama la atención el rumor pueda llegar a ser mayor y esto llegue a molestar o desconcentrar a los actores en escena. En cualquier caso, hay que evitar llegar a este extremo y así no interrumpir innecesariamente el espectáculo. Como en el punto anterior, lo fundamental es ser respetuoso porque, ante todo, estás ante una obra de arte. Igual que si vas a un museo y no escupes a un cuadro, cuando vas a un teatro tienes que respetar estas normas básicas.

Foto de Luz creado por KamranAydinov – http://www.freepik.es

La comida, prohibida

Si bien es cierto que es muy común que ir al cine sea sinónimo de palomitas de maíz, snacks o incluso comida más elaborada mientras se ve la película, en el teatro está terminantemente prohibido. No obstante, sí que puedes tener contigo una pequeña botella de agua si necesitas beber en un momento dado. Pero por supuesto, nada de refrescos o bebidas alcohólicas. Así que, si piensas que ir al teatro es como ir a ver una película, olvídate de ello. Cualquier ruido que generen bolsas, latas, o incluso el sonido al masticar comida crujiente puede ser molesto para el resto del público e incluso para los actores. Ten en cuenta que no todas las representaciones utilizan micrófonos o sistemas de audio amplificado para que los actores se les escuche mejor. Por eso un ruido de estas características puede entorpecer la comprensión de lo que dicen e incluso distraer al intérprete.

Foto: https://www.flickr.com/photos/calafellvalo/

Tos y caramelos

Obviamente, una tos aislada o incluso un ataque de tos repentino no se pueden evitar en cualquier momento y en cualquier lugar. No obstante, la tos es otro de los factores que pueden molestar al resto del público y a los propios actores si, además, se desenvuelve un caramelo acto seguido para paliarla. Si tienes un ataque de tos persistente, lo mejor es que abandones la sala para no molestar a nadie y, una vez fuera, bebas agua o tomes un caramelo para evitarla y, una vez calmada, volver a tu asiento. Si la tos la ocasiona una enfermedad lo mejor es que no acudas a la representación no solo para no molestar sino incluso para evitar contagiar al resto del público que esté a tu alrededor. Todo eso, obviamente, en circunstancias normales. Porque en plena pandemia de Covid-19 la tos es uno de los síntomas de la enfermedad, por lo que, además en este caso no solo no debes no ir al teatro sino incluso aislarte en tu casa hasta que se descarte que estás infectado por la enfermedad.

Foto de Personas creado por teksomolika – www.freepik.es

Sigue las medidas de seguridad contra la Covid-19

Aunque los teatros cumplan con todas las medidas de seguridad para evitar los contagios por Covid-19 y el personal de entrada y de sala te guíe y te diga qué hacer en todo momento, tú como espectador también tienes que ser responsable y procurar llevar siempre mascarilla dentro del recinto, procurar tener siempre las manos bien desinfectadas y guardar la distancia de seguridad. En la entrada controlarán tu temperatura para comprobar que estás en condiciones de ver la obra, te tendrás que desinfectar las manos y te acomodarán en butacas con distancia entre las otras personas. No obstante, si notas algún síntoma, tal y como ya hemos especificado, quédate en casa, aíslate y ponte en contacto con las autoridades sanitarias.

Espero que todas estas recomendaciones te hayan resultado interesantes. Y recuerda que tener una buena experiencia teatral no solo depende de la obra que vas a ver sino también de tu actitud como espectador y tu respeto hacia los trabajadores que hacen posible la representación y hacia el resto del público. Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo. Y gracias por la lectura.

Imagen principal: Foto de Fondo creado por rawpixel.com – http://www.freepik.es

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s